Publicado el

EL HENTAI ¿CON ALGO OCULTO?

Un punto de vista diferente, escrito por FRIKI


Los grandes puristas del análisis del discurso, sostienen con toda seguridad que todos los comics de superhéroes buscan comunicar la imagen imperialista alrededor del mundo, y que el rock pesado es un mensaje para atraer a los jóvenes a la adoración de Satanás. Lo que sí es cierto es que, si bien es cierto que podemos encontrar muchos mensajes ocultos en las diversas producciones humanas, si leemos entre líneas, en realidad son muy pocos – podríamos decir que una minoría – los que de forma consciente buscan utilizar a sus creaciones como una herramienta de imposición cultural. Lo que sí es cierto, es que cada autor vive en un determinado tipo de sociedad, y que es ésta misma la que le da su ideología, pautas y visiones de la vida. Ya sea para apoyarlo o criticarlo, pero el entorno en el que vive un autor se reflejará necesariamente en lo que hace.


Por ello, pocas cosas nos pueden hablar tan bien de la visión que tienen los japoneses de la sexualidad como su hentai. Siendo como es, una forma de expresión algo más aceptada que sus contrapartes occidentales, se ha permitido una evolución social mucho más compleja, que necesariamente se manifiesta en sus temáticas.


Aunque se trata de un género increíblemente variado, podemos ver tres vertientes que básicamente dominan el hentai, ocupando prácticamente las tres cuartas partes del género: la mujer segura y dominante que es convertida en una esclava sexual por un hombre igual de dominante que él, las historias sobre muchachas adolescentes – en donde el uniforme escolar al estilo europeo es casi una obligación – o las historias sobrenaturales, en donde todo género de horrendas criaturas usan y abusan de mujeres mortales. Desde esta perspectiva, es posible que obtengamos algunas conclusiones.


Recordemos que, ante todo, Japón sigue siendo una nación de contrastes: las mayores muestras de modernidad y progreso conviven con tradiciones que tienen cientos de años, y esa brecha se nota en prácticamente todos los aspectos de la vida nipona. Jugando un poco con la visión freudiana, podemos encontrar esa misma lucha en el primer ejemplo del hentai: la muchacha joven, occidentalizada, que comienza a incorporarse a las fuerzas productivas, viene a ser una figura al mismo tiempo atractiva y atemorizante para una nación llena de tradiciones. En casi todas las expresiones de esta corriente, sin embargo, estas mismas mujeres tienden a ser inexpertas e inocentes, y requieren necesariamente del varón para iniciarse en los caminos de la sexualidad.

En cierta forma, esa efebofilia tan característica en el hentai viene a ser solamente una respuesta a ese machismo tradicionalista que se siente amenazado, y que de una forma o otra busca mantener, aunque sea simbólicamente, su postura de dominio.


Por otra parte, recordemos que Japón es un país que se caracteriza por ser una nación en donde las instituciones, y en especial las jerarquías, tienen un valor muy importante dentro de la sociedad. Dado que el sexo a nivel matrimonial está sujeto también a una serie de pautas sobre lo que es y no es aceptable, la búsqueda de oportunidades para “romper” estas reglas se torna casi obsesiva para el japonés promedio.

Para los jóvenes, esa disciplina se siente especialmente en las escuelas, por lo que, situando muchas de las historias en este tipo de instituciones, se matan dos pájaros de un tiro: por un lado, permite que se encuentren formas de encontrar nuevas opciones para la sexualidad, pero dentro de un marco de tradicionalismo que no incomoda a los mayores; mientras que para los jóvenes, el poder presenciar este tipo de hechos en el ambiente estudiantil, les sirve para romper, cuando menos a nivel imaginativo, la rigidez que para él constituyen este tipo de instituciones.


La segunda vertiente, por otro lado, tiene las mismas raíces, pero en una forma de expresión más extrema: la sociedad japonesa ha sido una de las más machistas en toda su historia, y sólo hasta fechas muy recientes, las mujeres lograron hacerse de un espacio dentro del proceso productivo, incorporándose incluso a labores que antes se veían como exclusivamente varoniles. Desde una perspectiva subconsciente, la educación machista equipara la penetración con una forma de dominio, y basta ver uno de esos monstruos para captar el mensaje: el ser es básicamente tentáculos, que sujetan a la mujer y la inmovilizan, para después penetrarla repetidas veces, y de forma profunda.

El hecho de que en las historias, estos ataques impliquen en ocasiones posesiones espirituales, no es una casualidad: la masculinidad busca defenderse de cualquier forma, incluso si ello implicara convertirse en un monstruo dominador.


En cuanto al elemento sobrenatural, quizá tengamos que hacer notar una situación que se repite con frecuencia: usualmente, el monstruo es liberado o porque alguna mujer estuvo jugando con algún elemento sobrenatural, o alguna fémina es la que tiene que buscar al ser y derrotarlo a como dé lugar. Al final, el mensaje es exactamente el mismo: Ella se está topando con algo que se había estado buscando.


Quizá parecerá raro que haya dejado hasta el final a la primera que había yo mencionado, pero eso tiene una razón de ser: esa chica segura y dominante es la representación del mayor de los miedos que puede tener el varón japonés, a esa emasculación simbólica que implica que la mujer consiga colocarse en una postura, y en cierta forma, este tipo de guiones son una especie de lección, pues deja claro que, no importa cuanto poder se tenga o que tanta influencia tiene de Occidente, al final es sólo una mujer, y como tal su lugar es como figura dominada. No es tampoco casual que, en todos esos casos, la mujer comience siendo violada, pero eventualmente ella encuentre la humillación placentera, y se rinda completamente a los designios de su amo.


Obviamente, estos no son proceso conscientes, y muchos autores ni siquiera imaginan que sus obras reflejen esto. Sin embargo, es un rasgo de la educación japonesa, y que probablemente muchos hombres de visión más progresista desaprueban. Por ello, dado que su consciente no acepta esta visión, el subconsciente busca una forma de darle salida, y las creaciones del hentai son una vía.


Seguramente, alguna lectora que se tome con este texto, seguramente me estará ya catalogando como macho, y estará enlistando todos los motivos por los cuales todos estos planteamientos son falsos e, incluso, una cuestión ofensiva. Lo que puedo decir en mi defensa es que esto es cierto y no, al mismo tiempo. No lo es desde el momento en que la mujer no es inferior al varón, y que un tratamiento de este tipo es completamente denigrante. Pero es cierto también desde el instante que, de una forma consciente o inconsciente, es el mensaje que el hentai busca dar, y que es el que se acaba filtrando.

Recordemos que el machismo ha existido durante cerca de 10,000 años, y por más que incluso los varones busquemos cambiar, siempre existirán estos pequeños remanentes que tendrán que limarse poco a poco.


Obvio es, cada autor es una persona individual, y es imposible hacer generalizaciones demasiado amplias. Sin embargo, estos elementos nos servirán para ver las obras de hentai desde una perspectiva algo más crítica. Sólo la recomendación de siempre: No dejemos que el disfrute de una obra interfiera con nuestra capacidad de análisis; pero tampoco permitamos que una visión demasiado académica nos obstruya el simple placer de disfrutar una obra simplemente por la obra misma. El tomar demasiado en ambos sentidos es, como en todo, muy perjudicial.


EL MEJOR HENTAI (según algunos)

1. Aniyome Wa Ijippari
2. Taboo Charming Mother
3. Bible Black Only
4. Dicipline: The Record of Crusade
5. Bible Black Begins
6. Dicipline Rei
7. Bible Black New Testament
8. Akiba Girls
9. Cleavage
10. Bible Black Origins


11. After Class Lesson
12. Its a Family Affair
13. Viper GTS
14. Bible Black Imari special
15. Dirty Laundry
16. Milk Junkies
17. Little Monica
18. Spa Of Love
19. Oppai Life
20. Inmorality


21. Panty Flash Teacher
22. Hitozuma Kasumi
23. Beat Angel Escalayer
24. Step Sister
25. Do You Know the Milfing Man
26. Foxy Nudes
27. Fruits Club
28. G-Soot Express
29. Jiburiru The Devil Angel
30. Ikusa Otome Valkyrie


31. Anal Sanctuary
32. Enverified Insatiable
33. Body Transfer
34. My Bother’s Wife
35. Angel Blade
36. Angel Blade Punish
37. Tepmtation
38. Chains of Lust
39. Gibo No Toki
40. Step Mother of Sin


41. Cage
42. Futari no Aniyome
43. Angelium
44. Dark Shell
45. La Blue Girl
46. Hooligan
47. Milf Mansion
48. The Two Facials of Eve
49. Sexy Sailor Soldiers S.O.S
50. Black Gate


51. Dragon Pink
52. Duches Busty Mounos
53. Blood Shadow
54. Kekkai
55. Dark Future
56. Samurai xxx
57. The Venus Files
58. Vicious
59. Enspelled
60. Alien from the Darkness

Acerca de sisset

Una mirada acida de los tiempos que nos toca vivir y un mensaje de solidaridad con los que me rodean. Y recuersa, polvo que no hechas polvo que no recuperas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s