LA DERECHA ESPAÑOLA SIN COMPLEJOS

Después de los brutales recortes en educación, sanidad, salarios, cualquier tema social, pérdida de poder adquisitivo de los pensionistas, despidos baratos y a la carta, desempleo, etc. La derecha española tiene el cinismo de decir que los presupuestos del estado son los más sociales de la historia (Sr. Montoro).
Ante las protestas ciudadanas, el doberman ha reaccionado como es habitual en él, ahora multan con 6.000 € a los chavales que convocan protestas como la del 25-S en un intento de intimidar y criminalizar cualquier voz discordante con el gobierno.


Esa actitud Sr. Rajoy es lo más cercana al fascismo, intentar tapar las bocas de la gente para que no proteste, define claramente que tipo de gente son ustedes.

RAJOY CALLA

En medio de la polémica provocada por el coronel del Ejército que recomienda entrar con el Ejército en Cataluña si ésta pide la independencia, sorprende (o no) el columnista de ‘La Razón’ Alfonso Ussía instando a abandonar las misiones de Afganistán y Líbano para desplegar los tanques en el País Vasco.

Marianín Rajoy calla frente a los neogolpistas, desaparecido, ni un comentario, en cualquier país demócrata el coronel habría sido cesado y el periodista desacreditado públicamente.

El calla dado que nadie le dice lo que debe decir.

 

CON LA QUE ESTÁ CAYENDO…

Las nuevas ideas de bombero de Marianico el corto.
Quiere cambiar la ley a favor de los coles que separan por sexo. El blindaje permitiría a los centros concertados seguir recibiendo fondos públicos.
!!! Al fin una idea propia ¡¡¡¡ La televisión pública volverá a retransmitir corridas de toros “por interés general” todo un genio este hombre….

MARIANO RAJOY UN HOMBRE A LA DERIVA

Continúan las labores de demolición en TVE. El recién estrenado director de los Servicios Informativos, Julio Somoano, al que sus propios excompañeros consideran “un soldado de Ana Botella”, sigue con su tarea de desmantelar el antiguo equipo directivo de informativos del ente público y crear uno nuevo más afin con sus ideas conservadoras.
Si ayer fue el turno para Xabier Fortes, que anunciaba en su Twitter que había sido apartado de ‘La noche en 24 horas’, donde ocupaba las responsabilidades de su dirección y presentación en sustitución de Vicente Vallés, hoy ha sido la periodista Ana Pastor la que publica en esa red social que ha sido destituida de su cargo: “He sido cesada de losdesayunos de tve orgullosa del trabajo de todo el equipo. Día triste pero hoy más que nunca sigo creyendo en el Periodismo”.

El nuevo equipo destituye a profesionales reconocidos que hanlaban de temas de los que Marianín Rajoy no quiere que se hablen o han cuestionado la política de austeridad. Ascienden cargos de la etapa de Aznar.

Y las bajas en TVE son un suma y sigue. El adiós de Pastor es sólo el último eslabón en una larga cadena de destituciones. El “Siempre podremos decir ! Que Noche la de aquel año” de Fortes se produjo tras la marcha de Juan Ramón Lucas y Toni Garrido.

Lo que se había intentado transformar en un ejemplo de imparcialidad y desvinculación de tal o cual partido que llegase en ese momento en el poder (estilo BBC británica) pasa a convertirse en el cortijo de Don Mariano.

AUTO – SUICIDIO

Auto suicidio, de Xavier Sala i Martín en La Vanguardia

A ver. Pensemos…

Si el peor enemigo de un país diseñara un plan para destruir su economía, ¿qué haría?
Pues supongo que intentaría desacreditar sus instituciones más importantes para sembrar la desconfianza entre los ciudadanos y que estos dejaran de consumir e invertir.

La estrategia podría empezar por desprestigiar a la primera autoridad (sea rey o presidente de la república) llevándole a cazar elefantes con una señorita alemana.
En medio de la cacería le obligaría a resbalar y a romperse la cadera para que tuviera que volver urgentemente a su país.
Así todo el mundo vería cómo se gasta decenas de miles de euros en un momento en que sus conciudadanos se hunden en la miseria.
Para rematar la faena, forzaría a un familiar próximo (por ejemplo, un yerno) a apropiarse de millones de euros explotando su influencia y luego expondría sus travesuras a la luz pública.
Es importante empezar sembrando dudas sobre la conveniencia de mantener en el poder a la primera familia del país.


A continuación exigiría a los miembros del Parlamento que siguieran una regla simple:
“Vota siempre lo contrario de tu adversario incluso cuando tiene razón e incluso cuando propone lo mismo que proponías tu en la anterior legislatura”.
Es crucial que la ciudadanía pierda la confianza en su clase política.


Seguiría con los más altos órganos del poder judicial.
Por ejemplo, haría que el presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial se gastara dinero público para pasar fines de semana románticos en la Costa del Sol con su chófer (masculino).
Una vez malversado el dinero filtraría las facturas para desatar el escándalo y, acto seguido, haría que los jueces compañeros pusieran trabas a la investigación para proteger a su amigo.
Intentaría que eso pasara justo en el momento en que alcaldes, presidentes de comunidades y parlamentos y altos cargos de las administraciones del Estado están siendo juzgados por corrupción… ¡por esos mismos tribunales!
La desconfianza en la justicia es el mecanismo más seguro para hundir a un país.


Una vez desacreditado el jefe del Estado, las altas esferas de la política y la justicia, iría a por las élites económicas.
Aquí se podría lanzar un ataque contra uno de los empresarios más prestigiosos del país, posiblemente un banquero, destapando unas cuentas con miles de millones de euros en Suiza y, una vez destapado, haría que el Gobierno no le castigara.
Además, indultaría a uno de sus altos ejecutivos previamente condenado por sentencia firme (SANTANDER).


El siguiente paso consistiría en dilapidar miles de millones de euros de dinero público para evitar la quiebra de unos bancos y cajas por amigos, parientes y correligionarios políticos.
Y lo haría justo en el momento de pedir sacrificios y recortes de miles de millones a los ciudadanos.
Es esencial que la gente confunda libre mercado con amiguismo incestuoso entre poder empresarial y político.


Sin abandonar el terreno económico, obligaría al Banco Central y a la Comisión Nacional del Mercado de Valores a autorizar la salida a bolsa de uno de los mayores Bankios del país, a sabiendas de que estaba arruinado.
Eso haría que miles de ciudadanos perdieran sus ahorros comprando acciones de una empresa que ya estaba muerta antes de nacer.
Para hundir a un país, hay que conseguir que la gente de a pie pierda sus ahorros y que las entidades supervisoras que (en teoría) les protegen, contribuyan a su ruina.


Y finalmente, pondría a un gobierno incompetente a la hora de gestionar problemas económicos.
De hecho, lo haría durante dos legislaturas seguidas y con partido distinto en cada una de ellas.
Eso demostraría que la incompetencia no es de un solo partido sino de la clase política en su conjunto.
Los sucesivos gobiernos negarían las crisis económicas y echarían la culpa de todo a los extranjeros malignos.
Como traca final, haría que las autoridades europeas rescataran al sistema bancario del país y obligaría al presidente del Gobierno a negar repetidamente que se trata de un rescate.
También le forzaría a mentir argumentando que el rescate no tiene condiciones (o sólo “condiciones favorables”), cosa que los mismos europeos negarían unas horas más tarde.
Eso refrescaría la memoria de todos, recordándoles que quienes mandan son los mismos que mintieron con los “hilillos de plastilina” y las “dos vías de investigación”.
Es más, cuando la sociedad pidiera la comparecencia del presidente ante el Parlamento para dar explicaciones, le obligaría a decir (sin que se le escapara la risa) que su agenda internacional está tan llena que no hay tiempo para ir al Parlamento… y acto seguido cogería una avión oficial y me lo llevaría a ver un partido de fútbol con cargo al contribuyente.
La mofa y el escarnio llegarían a todos los rincones del planeta: “You say tomato, I say bailout”.
Esa sería la puya final ya que, unida al desprestigio de todas las grandes instituciones del país, eliminaría toda esperanza de salir del profundo agujero.
Los ánimos de la ciudadanía se hundirían, por fin, en la más profunda depresión.


Y ese sería el plan que diseñaría el peor enemigo de uno.
¡Sí! Ya sé que es tan retorcido, maquiavélico y exagerado que parece improbable que nadie nunca lo pueda llevar a cabo…
Pero nunca digas nunca porque siempre puede aparecer un país de pandereta cuyo peor enemigo sea él mismo y cuyas instituciones, todas y cada una de ellas, estén dispuestas a desprestigiarse a sí mismas ante el asombro del mundo entero, para conseguir el objetivo común: ¡el autosuicidio!

Xavier Sala i Martín, Universidad de Columbia, UPF i Fundació Umbele.

http://www.salaimartin.com/

MARIANIN RAJOY O LA VOZ DE SU AMO

Si señora Merkel
El Gobierno aprueba la mayor subida del IVA de la historia. Aumenta del 18 al 21% y el tramo reducido se incrementa en dos puntos.
Supresión de la paga de Navidad y días libres a funcionarios. El Gobierno pide extender la medida a diputados y senadores.
Otra vuelta de tuerca sobre la cuantía de las pensiones. Pretende endurecer la jubilación anticipada.
Adiós a la deducción por compra de vivienda. La desgravación fue recuperada por Rajoy en diciembre pasado.
Baja la prestación por desempleo a partir del sexto mes. El Ejecutivo pretende “incentivar la búsqueda activa de trabajo”


Por su parte Esperanza Aguirre cierra a toda prisa la web que creó en 2010 contra la subida del IVA “Con esta campaña queremos recoger firmas de todos los residentes y nacidos en España que quieran protestar contra la subida del IVA que ha anunciado el gobierno de Rodríguez Zapatero para el próximo mes de julio”, declaraba entonces el partido en la noticia de su web.

SABER LO QUE HAY QUE HACER (O NO)

Rajoy se jacta de “saber lo que tiene que hacer” hoy nos sorprende con que elimina el debate del estado de la nación en plena incertidumbre. Ayer lo anunciaron como el primer ministro de las Islas Salomón en la Conferencia de la ONU sobre desarrollo sostenible Río+20, el presidente de la mesa se disculpó luego por el error.

EL RIDÍCULO DE RAJOY

Rajoy ha hecho el ridículo ante el mundo asegurando primero que España no necesitaba rescate, nacionalizando Bankia sin tener dinero para pagarla y, finalmente, apelando a un rescate diciendo que no era tal sino tan sólo ayuda financiera para los bancos y no al Gobierno, sin consecuencias sobre las políticas económicas.


Lo más vergonzoso ha sido que Marianín Rajoy (Don Mariano para los afines) declaró en todos los medios de comunicación (incluida prensa internacional) de que él presionó al Sr. Durao Barroso (presidente de la Comisión Europea) para que acudiera al rescate de la banca española. Al día siguiente el Sr. Barroso desmiente a Don Mariano explicándonos que fue el quién presionó al presidente español para que aceptara el rescate, ya que en un  principio era reticente al mismo (las carcajadas europeas se escucharon desde Kazakhstan).

Es lo que pasa cuando personajes de 4ª o 5ª fila como Don Mariano llegan a puestos de responsabilidad.